Justo en la noche que Lionel Messi volvió, ingresando desde el banco, a vestir la camiseta blaugrana, el equipo catalán perdió a otra pieza clave como Jordi Alba.

El defensor debió abandonar el campo en el primer tiempo, en el duelo que abrió el camino del culé en esta Champions League, al sufrir una lesión en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

“Alba se lesionó en una acción fortuita y tuvo que ser retirado en el minuto 40. Su plaza la ocupó Sergi Roberto y supuso que Nelson Semedo pasara a jugar por la izquierda”, apuntó el club en la cuenta oficial en Twitter.

Si bien no se informó el período por el que el defensor será baja, por el tenor de la lesión se estima unas dos semanas de parate para uno de los socios predilectos de Lionel Messi.