Está claro que Antoine Griezmann no seguirá en Atlético Madrid. Así lo anunció el jugador, y todo apunta a que Barcelona sea su próxima casa. Sin embargo la alta cotización de su ficha dilató el pase.

Alrededor de 120 millones de euros es la cifra que ronda la transacción pero puede verse modificada si entra el nombre de Nelson Semedo en la negociación. El lateral puede ser un valor importante para el esquema de Diego Simeone en el lateral derecho.

Desde el cuadro catalán la única vía de salida para el portugués es una venta, y si bien todavía tiene contrato hasta 2022, la figura de Griezmann puede hacer cambiar el parecer a los directivos del blaugrana.