Por la quinta fecha de la Serie A, Milan y Atalanta igualaron 2-2 con la particularidad de que tres de los cuatro goles fueron argentinos.

Apenas comenzado el partido, Higuaín clavó una hermosa volea para poner en ventaja al conjunto local.

Ya en el complemento, Papu Gómez igualó para los de Bérgamo entrando al área como número 9. Tras el 2-1 de Bonaventura, en el minuto final Emiliano Rigoni captó un rebote y marcó el 2-2.

Ambos equipos aparecen en mitad de tabla, lejos de Juventus y Napoli, quienes empezaron con buen pie esta temporada.