El exitoso ciclo del Cholo en el Aleti llevó a resurgir el prestigio del equipo madrileño. Sin embargo la reciente despedida de la Champions, tras el categórico 3-0 en Turín, desató críticas que el entrenador recibió en su totalidad en conferencia de prensa.

“A la afición no tengo absolutamente nada que decirle. Simplemente agradecerle desde el primer día que llegué como futbolista hasta el día de hoy. En esta etapa como entrenador, las críticas tienen que estar, claro; si el responsable soy yo del equipo para todo. El responsable del partido del otro día soy yo. Si la afición se la tiene que agarrar con alguien es conmigo”, recalcó liberando de culpa a sus dirigidos.

En sus ocho años al frente del Colchonero se han logrado siete títulos, entre ellos una liga y el doblete en Europa League y Supercopa de Europa. Sin embargo el puesto de DT puede representar el cielo y el infierno en un parpadeo: “Sé que estamos en un lugar donde la exposición es altísima. Un día hablan maravillas de vos, el otro la crítica es dura y de ninguna de la dos situaciones te tienes que sentir contento. Tienes que seguir tu camino, que es mejorar el equipo, intentar seguir creciendo y buscando objetivos que nos acerquen cada día a esto que nos sucede; que quedar fuera en octavos de final con el Juventus nos genera dolor y amargura, pero seguir compitiendo como siempre, con las armas que nos han permitido y nos permiten ocupar el lugar que tenemos”, continuó.

Por último remarcó que la eliminación ante la Juve obliga a dar vuelta la página pensando y que fortalece de cara a no tropezar dos veces con la misma piedra: “No soy de las personas que piensan ‘no tengo nada que demostrar porque ya demostré’. No. Para mí, en el fútbol hay que demostrar todos los días. Me cansó de decir que el fútbol es el día a día. Y este momento lo ejemplifica”, cerró.