Liverpool de Inglaterra posó los ojos en el futbolista argentino, quien se reivindicó con la gente luego de su buen Mundial con la albiceleste. Además el lateral es buscado por Southampton. Mientras tanto se reincorporó al Sporting de Lisboa.

Sin dudas fue una vidriera, acrecentado por el hecho de que Argentina pudo disputar los siete partidos en un Mundial luego de 24 años. Marcos Rojo llegó a la máxima cita con muchas críticas y se fue de ella con la frente en alto, y en la mira de uno de los clubes más prestigiosos del mundo: Liverpool.

El lateral zurdo cautivó a la dirigencia Red, aunque no es el único interesado en el ex Estudiantes de La Plata. Se ha simado a su búsqueda el Southampton, que en la pasada temporada fue comandado por el argentino Mauricio Pochettino, hoy en Tottenham. Pieza clave del esquema que planteó Alejandro Sabella, el marcador de 24 años demostró su buen nivel en el momento de mayor exigencia de su carrera, algo que no es poca cosa.

Rojo, quien se reincorporó a los entrenamientos de su club Sporting de Lisboa, en el que ha sabido desempeñarse como segundo marcador central, parecería encaminarse a la Premier League inglesa. Liverpool picó en punta para hacerse con sus servicios, pero el Southampton, de idéntica camiseta que el Pincha, también se mostró con ganas de llevárselo. Desde Portugal se piden 15 millones de euros por el pase del 3, algo que los dos instituciones están en condiciones de abonar luego del exitoso mercado de pases que han vivido, vendiendo por cifras millonarias.

Por su parte, Marcos declaró: “Tengo contrato con el Sporting y me quiero quedar. Pero si aparece alguna propuesta la vamos a analizar y ver cuál es la mejor solución”, aseguró el argentino consultado por la prensa ni pisó Lisboa. Habrá que esperar para saber si se pinta de Red o símil Pincharrata.

Foto: express.co.uk