El histórico mediocampista de Roma no esconde sus ganas de dar la vuelta con el club de sus amores, e hizo una curiosa promesa en caso de levantar la copa a fin de temporada. Hasta el técnico se rió con la propuesta de Francesco. Un crack.

Es algo muy común que, en el fútbol, los hinchas hagan promesas a cumplir en caso de que su equipo consiga un objetivo. Pero cuando los jugadores son los que se comprometen a hacer algo a cambio de la gloria, la escena se torna un poco más jugosa. Y se tiene que ser muy hincha de un club para someterse a un desafío.

Es el caso de Francesco Totti, histórico diez de Roma, quien le confesó a la prensa lo que haría en caso de que el equipo de la capital italiana consiga alzar la Copa a final de temporada. “Dejaría de tomar helado por un año”, expresó el capitán, provocando la risa de los conductores y oyentes de Radio Roma, que le hizo la entrevista. Incluso del entrenador Rudi García.

Además de oficiar de showman con sus declaraciones, también se refirió al juego actual, y al momento de la institución. “Estoy más viejo, pero el fútbol sigue siendo una pasión y me divierto. Cambió, en los últimos años, para algo más físico y menos técnico. Tenemos que superar la gran temporada que hicimos el año pasado para alcanzar nuestro objetivo”, se manifestó el campeón del Mundo en 2006 con la selección de Italia.

Con 235 goles en 561 partidos, Totti jamás vistió otros colores que no sean los de Roma, conjunto que comenzará su carrera hacia la obtención del título de la Serie A el sábado, cuando reciba a Fiorentina en el Estadio Olímpico.

Foto: bonsportant.com