El avance del coronavirus en el Viejo Continente fue un motivo de fuerza mayor como para entrar en razón y priorizar la salud. Mientras que los equipos debieron frenar en plena temporada, los clubes están a la espera de que el cronograma sea rearmado. La Champions League, por ejemplo, aún está en Octavos de final ya que solo cuatro llaves se completaron y entonces solo cuatro equipos sacaron pasaje a la siguiente ronda: Leipzig, Manchester CIty, PSG y Atalanta.

Las finales estaban programadas para mayo, pero ahora se disputarán en otra fecha que todavía no fue informada según el comunicado: “Aún no se ha tomado una decisión sobre las fechas reorganizadas. El grupo de trabajo, establecido la semana pasada como resultado de la conferencia telefónica entre las partes interesadas del fútbol europeo, presidido por el presidente de la UEFA, Aleksander Čeferin, analizará las opciones disponibles. El grupo ya ha comenzado su examen del calendario. Se harán anuncios a su debido tiempo”.

La final de la Champions League debía celebrarse el 30/5 en el Estadio Olímpico Atatürk, Turquía, mientras que la Europa League en el recinto polaco Gdansk Stadium, tres días antes. Por el momento, se desconoce cuándo volverá a rodar la pelota. De esta manera, la UEFA aplazó sus campeonatos más importantes, ya que la semana pasada anunció que la Eurocopa 2020 se disputará en 2021. De esta manera, el organismo ha encontrado un hueco en el calendario durante el cual, seguramente, se recupere el tiempo perdido por la pandemia.

La única liga de fútbol que continua en Europa es la de Bielorrusia, que a pesar de su escaso nivel profesional y las limitadas participaciones internacionales, el campeonato comenzó el fin de semana pasado con la presencia de público en sus estadios. El torneo compuesto por 16 equipos comenzó con 8 partidos y su calendario no tuvo alteraciones. Incluso las autoridades confirmaron la programación de la segunda fecha de la competición que comenzará el viernes 27 de marzo con otros dos encuentros.