Un día histórico tuvo el fútbol femenino de nuestro país: por primera vez una jugadora nacida en esta tierra llegó a la élite mundial de clubes.

Con 29 años Soledad Jaime ya se metió en los libros de historia. Olympique de Lyon posó los ojos en esta oriunda de Nogoyá, en Entre Ríos, y decidió contratarla por seis meses.

Jaime venía de actuar en Dalian Quanjian, flamante campeón de China, y ahora mostrará su talento en el monarca europeo en las últimas tres temporadas. Además supo actuar en Foz Cataratas, San Pablo y Santos de Brasil, además de vestir las camisetas de Boca y River.

Integrante habitual de la Selección desde 2006, se perdió la serie ante Panamá que culminó con la obtención del pase a la próxima Copa del Mundo -justamente en Francia y durante este 2019- tras 12 años de ausencia.

Por lo pronto Lyon podrá ser testigo de su talento, en este nuevo hito que Soledad Jaimes ha sabido conquistar.