La primera gran adquisición de Paris Saint Germain bajo la presidencia del qatarí Nasser al-Khelaifi fue Javier Pastore. El Flaco llegó desde Palermo de Italia con la gestión de su representante Marcelo Simonian, quien según dos medios europeos recibió una comisión ilegal del directivo.

Según afirma la investigación de The Guardian, de Inglaterra, y Mediapart, de Francia, al-Khelaifi pagó una comisión de dos millones de dólares al empresario por el pase de Pastore, una situación que viola los reglamentos de transferencias.

Rápidamente los abogados de Al-Khelaifi tomaron cartas en el asunto y aseguraron que los países enemistados con Qatar distribuyeron información engañosa y documentación falsificada para dañar la imagen pública del presidente de PSG. Por su parte Simonian aseguró que si bien existió un diálogo la negociación se llevó a cabo con el director deportivo Leonardo.