Hace tiempo comenzó una nueva era en el fútbol y, particularmente, en los pasillos del Culé. Lionel Messi llegó para dejar una marca inalterable que permanece intrínseca hasta nuestro días, dado que su talento sigue rompiendo récords en cualquier cancha. Hasta Olé-Gunnar Solksjaer, DT del Manchester United, elogió su determinación: “Es un talento excepcional (…) Cuando juegas contra un jugador como él, puedes preparar trucos tácticos pero si consigue el balón cerca de la portería, siempre será decisivo”.

Con la tónica de continuar destacando las virtudes de la Pulga, fue el turno de su entrenador en conferencia de prensa. “Nos saca siempre de muchos problemas, está claro. Ha hecho una gran jugada, ha hecho el gol pero yo creo que nosotros ya estábamos bien encarados en el partido. Pero vaya, no vamos a pedir perdón por tener a Messi, es una suerte para nosotros”, tiró.

“Teníamos mucha ilusión en esta eliminatoria, no lo voy a negar, sobre todo porque hacía tiempo que el equipo no estaba en semifinales de la Champions y el año pasado sufrimos una derrota dolorosa. Estábamos muy mentalizados”, dejó en claro el ex Athletic de Bilbao, que metió a su equipo en Semifinales a la espera de Liverpool o Porto.