En la antesala del duelo de ida en el Camp Nou, Virgil Van Dijk fue elegido como el mejor jugador de la Premier Legue tras vivir su mejor temporada en Liverpool. Sin embargo el rosarino volvió a hacer de las suyas.

“No tengo idea de cómo vamos a parar a Messi”, declaró en su momento cuando supo que los Reds se enfrentarían al Blaugrana. Tras los 90 minutos de ayer volvió a elogiar a la Pulga: “Lo difícil es que cuando atacamos, él está esperando en algún lugar y nos hace estar atentos en defensa. Sabíamos cómo podía ser y que cuando perdiéramos pelotas, ellos intentarían buscarlo a él y nos generaría problemas”, analizó.

El líder defensivo de la escuadra de Jürgen Klopp deberá darlo el ciento por ciento para intentar frenar a Messi en Anfield, el martes que viene, aunque reconoció que no será fácil: “Creo que es el mejor jugador del mundo y tiene ese elemento extra que ha demostrado a lo largo de los años”.