En Francia los clubes protestan ante el regreso inminente del fútbol. ¿Por qué? La vuelta a los entrenamientos fue aprobada por el Gobierno aunque la temporada 2019/2020 fuera de las primeras en darse por finalizada debido al COVID-19.

“No es tiempo de una reanudación de las competencias y tampoco existe la intención de pronunciarse sobre las decisiones ya tomadas”, afirmó el Primer Ministro de Francia, Edouard Philippe, descartando dar marcha atrás para contentar a los clubes disconformes, entre ellos los descendidos Amiens y Toulouse.

La medida inicial congeló la actividad fue tomada por la Liga Profesional de Fútbol (LPF) el 30 de abril pasado, cuando el panorama en Europa era más que complicado debido al coronavirus y a falta de 10 jornadas para el final PSG se coronó campeón y se consumaron los dos descensos. Ahora, en cuatro días, los equipos comenzarán a pensar en lo que viene.