El futbolista del Paris Saint Germain llegó en un avión privado y aterrizó en un sector exclusivo del aeropuerto Charles De Gaulle, acompañado de sus dos fisioterapeutas de cabecera, Ricardo Rosa y Rafael Martini, quienes supervisarán el proceso de recuperación.

Según el diario francés ‘L’Équipe’, Neymar habría regresado no muy contento al Viejo Continente para culminar el último tramo del tratamiento, ya que su prioridad era quedarse en Brasil poniéndose como principal objetivo llegar al Mundial al 100%. Sin embargo el descontento de los hinchas por la marcha de su jugador estrella -quien priorizó sus propios intereses- hizo que los popes del PSG presionaran y adelantaran su vuelta.

Si bien es de público conocimiento que la relación entre la Selección y el equipo francés no es la mejor por estos motivos, PSG poco puede hacer para revertir las decisiones personales del ex Barcelona, por lo que intentarán tapar el problema mediático con la presencia del propio jugador en los próximos partidos de local del equipo galo.