Por la fecha 28 de la Liga de España, Real Madrid derrotó 2-0 a Celta en el encuentro que marcó el regreso de Zinedine Zidane a la Casa Blanca.

Los goles del conjunto Merengue fueron marcados por Isco y Bale, dos que no tenían continuidad con Santiago Solari y que ahora quieren recuperar su mejor nivel con Zizou.

Con estos tres puntos acumula 54, a nueve de Barcelona y a tres del escolta Atlético Madrid, buscando sellar su pase a la próxima Champions de forma directa.