En un amistoso jugado en Berlín, Brasil venció 1-0 a la selección de Alemania y se tomó una pequeña revancha del 7-1 sufrido en el Mundial 2014.

El único tanto del partido para el conjunto de Tite lo marcó Gabriel Jesús a los 36 minutos del primer tiempo.

En el complemento, la Verdeamarela tuvo chances para ampliar el resultado, pero de todas formas se quedó con una victoria importante frente al vigente campeón del Mundo.