El cuarto intermedio de este martes volvió a ser insuficiente. En Europa, prevén que la prestación de jugadores al continente sudamericano no sería viable en estos meses por las circunstancias sanitarias, y Alejandro Domínguez mantiene el convencimiento para comenzar los encuentros entre las diez naciones.

Durante este lunes, la programación de los partidos de Eliminatorias Qatar tendrían que haber resuelta la principal incógnita que subsiste en territorio sudamericano. El aplazar los encuentros o disputarlos entre octubre y noviembre, son el debate central de los dirigentes de las federaciones que constituyen la Confederación Sudamericana de Fútbol.

La interrupción del primer encuentro virtual, redefinía una nueva comunicación en la que Claudio Tapia represento a AFA. El resultado de la misma sigue siendo indiferente a la determinación del calendario 2020 en competencias internacionales.

Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador y Paraguay, asignaban la normal disputa de la fechas pactada para octubre y noviembre. Sin embargo, Argentina, Colombia, Perú, Venezuela y Uruguay, proclamaron su disconformidad, posponiendo el inicio del certamen para el 2021.

Finalmente, la interacción del martes volvió a elevar el desacuerdo entre las asociaciones, y Gianni Infantino, aclaró que FIFA ampliar el consenso por 48 horas, mientras reúne los fundamentos esenciales para que los equipos del viejo continente, accedan a la cesión de sus jugadores.