La Celeste trabaja de cara al próximo certamen continental, y ahora sumó al goleador de Barcelona tras superar la rotura de meniscos de la rodilla derecha.

Lesionado en las semifinales de Champions League ante Liverpool, Suárez apuntó a la recuperación para arribar a la Copa América que comenzará el próximo 14 de junio, y donde los Charrúas integran el grupo C con Ecuador, rival en el debut del 16 de junio, Japón y Chile.

“Llego muy bien. Estas semanas de parón vinieron bien para cambiar el chip y para descansar. Ahora tengo muchísimas ganas”, afirmó el delantero que eligió pasar por el quirófano antes de la final de la Copa del Rey para lograr defender los colores de su país.