La vuelta al fútbol sigue siendo lejana a raíz de la pandemia del coronavirus. Gianni Infantino, presidente de FIFA, brindó una entrevista al diario italiano La Gazzetta dello Sport y fue consultado por la vuelta del deporte. “Primero la salud y luego todo lo demás. Y lo demás, para los directivos, es esperar lo mejor y prepararse para lo peor. Sin pánico, hay que decirlo claro. Se jugará cuando se pueda sin poner en peligro la salud de nadie. Las Federaciones y las Ligas deben seguir las recomendaciones de los gobiernos”, aseguró.

Respecto de modificar las competiciones, señaló: “Hace falta estudiar el impacto global de esta crisis. Ahora es difícil, no sabemos cuándo volveremos a la normalidad. Pero fijémonos en las oportunidades. Quizás podamos reformar el fútbol mundial dando un paso atrás. Con formatos distintos. Menos torneos, pero más interesantes”, indicó. Y agregó: “Quizás menos equipos, pero más igualados. Menos partidos para proteger la salud de los jugadores, pero más igualados. No es ciencia ficción. Hay que calcular los daños, veremos cómo cubrirlos”.

“Hemos demostrado espíritu de cooperación y solidaridad con Europa y Suramérica. Ahora hay que pensar en el calendario de las selecciones y en las decisiones sobre la regulación del estatus de los jugadores y los fichajes. Hay que pensar en proteger los contratos. Hacen falta medidas duras, pero no hay otra opción. Todos tendremos que hacer sacrificios”, explicó sobre las postergaciones de la Eurocopa y la Copa América para el 2021.

Por último, habló sobre el nuevo formato del Mundial de Clubes con 24 equipos: “Hace falta para desarrollar el fútbol. Lo quisieron todos los clubes, incluidos los ‘top’ europeos. Cuando la UEFA creó la Champions hace treinta años, hubo una insurrección de Federaciones y Ligas, tenían miedo de las novedades. Ahora dicen que fue algo genial. Pronto decidiremos si se jugará la primera edición en 2021, en 2022 o 2023”, finalizó.