Una de las premisas de Gianni Infantino al llegar a la presidencia de FIFA fue hacer una modificación estructural en la forma de jugar los Mundiales. El italosuizo es más propenso a que se disputen más partidos y sea más extenso, en consecuencia. Mañana podría ser un día histórico para la órbita de la máxima entidad a nivel futbolístico, ya que podría aprobarse los Mundiales con 48 selecciones.

De hacerse efectivo, esto se aplicaría a partir de 2026. Se dividirían en 16 grupos de tres equipos, donde clasificarían los dos mejores a la segunda ronda, que arrancaría en 32° de final. Así la cantidad de partidos pasaría de 64 a 80. Inicialmente, la idea era de 40 selecciones, pero se tratará para ampliar a 48.

En FIFA son optimistas con este cambio porque para todas las confederaciones esto implicaría una mayor cantidad de cupos para cada continente, pero también un incremento desde lo económico. Si se aprueba, Europa pasaría de 13 a 16 cupos, África de 5 a 9,5, Asia de 4,5 a 8,5, Conmebol de 4,5 a 6,5, Concacaf de 3,5 a 6,5 y Oceanía de 0,5 a 1.