Tras adoptarse el uso del aerosol 9.15 en la Copa del Mundo de Brasil 2014 comenzó una larga disputa penal entre FIFA y los creadores del producto, el argentino Pablo Silva y el brasileño Haine Allemagne, debido al uso indebido del mismo al no lograrse un acuerdo para su comercialización.

Ahora, la casa madre del fútbol sorprendió con una actualización de las reglas de cara a la próxima temporada que emitió la International Board, donde se eliminó al aerosol.

“Quedamos atónitos con la noticia, no por el hecho sino por las formas. Nunca creímos que la FIFA pudiera sacarlo de las reglas de la forma en la que lo hizo. Reconocen su culpabilidad. Si no, ¿por qué lo sacan? Esta actitud habla por sí sola”, aseguró Silva en diálogo con el portal TyC Sports.

El empresario, quien trabajó por más de una década junto a su socio Allemagne, apuntó que las formas no fueron ideales ya que el procedimiento para removerlo “tendría que haber sido el mismo que cuando se incluyó” al tiempo que no fue “anunciado como anuncian todo cuando ponen o sacan una coma del reglamento”.

El proceso legal en curso, luego de que las partes rompan relaciones con un acuerdo que no se pudo firmar, puede llevar a severas sanciones a los directivos de FIFA por uso indebido sin licencia. Entre ellos el presidente Gianni Infantino, a quien Silva indicó como responsable en esto: “Es un bochorno, un papelón histórico. Infantino se jacta de la ética y la transparencia pero procede de esta manera. Ahora, al no estar en las reglas, está tácitamente prohibido, por lo que seguramente muchos equipos que se sientan perjudicados han de reclamar los puntos”.