Los árbitros argentinos, Nicolás Lamolina y Andrés merlos recibieron las credenciales de FIFA por parte del presidente de la Asociación de Fútbol Argentino, Claudio Tapia. Ahora podrán dirigir partidos de Sudamericana y Libertadores.

De esta manera, Merlos vuelve a obtener la credencial luego de que se la quitaran tras el escándalo que protagonizó en 2014 en el partido entre Lanús y Arsenal por la fecha 15 del torneo Transición.

Por su parte, Lamolina, quien dirige en el fútbol argentino desde 2006, obtuvo la credencial por primera vez en su carrera. Sin embargo este año estuvo presente en el Sudamericano Sub 15 que se disputó en Paraguay.