Según el periódico ingles The Sun, Santiago Escobar, hermano del futbolista Andrés Escobar asesinado luego del regreso del seleccionado colombiano a su país tras el Mundial EEUU 1994, espera que no se repita lo ocurrido con su hermano.

Estos comentarios salen a la luz junto con las amenazas que recibió Carlos “La Roca” Sánchez después de ser expulsado en el partido que el conjunto cafetero perdió frente a Japón por 2-1.

“Carlos debe sentirse triste por el error que cometió, y muy asustado, y su familia también. Mi hermano nunca recibió amenazas, simplemente lo mataron a tiros de la manera más cobarde”, declaró Escobar.

La policía investiga las amenazas realizadas al jugador y extiende la misma al resto de los jugadores del combinado cafetero.