Colombia arrancó el Mundial con el pie izquierdo luego de caer en el debut ante Japón. Sin embargo, los dirigidos por José Pekerman se levantaron, primero golearon a Polonia y ahora derrotaron 1-0 a Senegal para quedarse con el grupo H.

El tanto de los cafeteros lo marcó Yerry Mina, de cabeza, a los 30 minutos del segundo tiempo. Como frente a los europeos, el defensor de Barcelona fue clave en el juego aéreo y le dio los tres puntos a su seleccionado, que debió transitar el partidos desde los 32 minutos sin James Rodríguez, lesionado.

Ahora, Colombia se enfrentará ante el segundo del Grupo F, que en instantes definirán Bélgica e Inglaterra. Cuatro de los cinco sudamericanos en Rusia 2018 consiguieron el pase a octavos de final, a excepción de Perú.