Llegó el momento tan esperado por el pueblo futbolero. El verdadero comienzo de la Copa del Mundo para 40 millones de ilusiones que se encenderán definitivamente cuando el juez polaco Szymon Marciniak haga sonar su silbato en la capital rusa.

Con la mochila pesada de las finales perdidas, queriendo quitar ese espina que dejó el subcampeonato de hace cuatro años en Brasil, Lionel Messi será el abanderado indiscutido del equipo que conduce Jorge Sampaoli. La Albiceleste, luego de un camino previo a los tumbos, irá por un triunfo que le permita subirse rápidamente a la cima del grupo D.

Atrás quedaron las desprolijidades que marcaron incluso el último tramo de preparación, con un amistoso improvisado ante Haití y un segundo compromiso que no llegó a disputarse tras la cancelación lógica del choque con Israel. Desde el arribo en tierras rusas el entrenador apostó por una formación que repitió en cada entrenamiento durante esta semana, revalidando la confianza en el 11 que saltará al césped del Spartak.

En la vereda de enfrente estará una incómoda Islandia, que tras hacer historia en la pasada Eurocopa -con una resonante eliminación a Inglaterra- busca repetir su éxito en su primer Mundial. Los comandados por Heimir Hallgrímsson llegan a Rusia tras adueñarse del grupo I en la clasificatoria europea, aunque en sus últimos amistosos cayeron 3-2 ante Noruega y apenas rescataron una igualdad 2-2 contra Ghana, dos equipos ausentes en la máxima cita.

El juego físico constante, con un férreo sistema defensivo, y la búsqueda del desequilibrio por balones aéreos o directos en caso de contraataque son las armas de un elenco vikingo que desde su pequeña estructura ha logrado ganarse el respeto del mundo futbolero. El talentoso volante Gylfi Sigurdsson y el combativo capitán Aron Gunnarsson, Everton y Cardiff de Inglaterra, respectivamente, son las estrellas del equipo.

Por Copas del Mundo será el octavo partido de Argentina ante países debutantes, con un saldo positivo de seis victorias y sólo una derrota (0-1 ante Camerún en Italia 1990). La última vez ante la Cenicienta de la competición fue en Brasil 2014, donde la Albiceleste se impuso 2 a 1 a Bosnia con goles de Lionel Messi y Sead Kolasinac en contra.

Probables formaciones:

Argentina: Wilfredo Caballero; Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Javier Mascherano, Lucas Biglia; Maximiliano Meza, Lionel Messi, Ángel Di María; y Sergio Agüero. DT: Jorge Sampaoli.

Islandia: Hannes Halldórsson; Hörður Magnússon, Ragnar Sigurðsson, Kári Árnason, Birkir Saevarsson; Birkir Bjarnason, Emil Hallfreðsson, Jóhann Guðmundsson; Gylfi Sigurdsson; Jón Böðvarsson. DT: Heimir Hallgrímsson.

Hora: 10

Estadio: Spartak Moscú

Árbitro: Szymon Marciniak

Detalle: Grupo D – Fecha 1