A pocos días de la copa del mundo, en Uruguay vuelve a la memoria el mordisco que le propino el delantero de la celeste a Giorgio Chiellini que lo alejo de las canchas por un buen rato, debido a la sanción que la FIFA le impuso.

Ahora, el encargado de recordar dicho momento fue un niño que pedía un autógrafo al delantero del Barcelona, y con la inocencia de la temprana edad, el joven le pidió que no mordiera a nadie en el Mundial.

El equipo de Óscar Tabárez, director técnico del conjunto uruguayo, se despidió de su gente este jueves derrotando a Uzbekistán y ya viaja rumbo a tierras mundialistas, donde debutarán el viernes 15 ante Egipto, posteriormente jugarán ante Arabia Saudita y cerraran la fase de grupos ante el anfitrión.