El pasado domingo 15 de julio, Francia se consagró campeón del mundo y, en la conferencia de prensa, Antoine Griezmann fue abordado por un periodista uruguayo, al que finalmente le pidió una bandera charrúa que traía para colocársela en la espalda durante todo el rato que estuvo respondiendo preguntas. A lo largo de su carrera, el futbolista del Atlético de Madrid compartió vestuario con varios jugadores del país oriental, como el caso de Diego Godín, Carlos Bueno y José María Giménez, además de ser Martín Lasarte el entrenador que lo hizo debutar a nivel profesional.

Después de esta acción, Tabaré Vazquez invitó al 7 francés al país oriental y lo felicitó la obtención de la Copa del Mundo: “No puedo dejar de agradecerle el gesto que tuviera para con Uruguay al utilizar la bandera de nuestro país en la conferencia de prensa que brindó a los medios internacionales en Moscú”, afirmó en una carta publicada por la Presidencia uruguaya.

A través de otro escrito, Vazquez también felicitó al presidente francés, Emmanuel Macron, y a su gobierno, luego de alcanzar su segunda estrella este domingo en Moscú.

“Con la convicción de que el fútbol es un deporte que une naciones en una celebración colectiva muy especial, confío que continuaremos estrechando los lazos de amistad”, sentenció.