Senegal dio la sorpresa y venció 2-1 a Polonia en el cierre de la primera fecha del Mundial de Rusia.

El conjunto africano se impuso con un gol producto de la fortuna y otro con polémica, pero fue más que su rival, quien no contó con armas para abastecer a su figura, Robert Lewandowski.

A los 36 minutos de juego, Cionek puso el 1-0 para los africanos con un tanto en contra. Ya en el complemento, a los 15 Niang aumentó la ventaja, en un gol que el árbitro debió anular ya que el delantero sacó ventaja de su situación en la cancha, porque segundos antes había salido por lesión.

A falta de cinco, apareció Krychowiak de cabeza para descontar y darle suspenso al final. De esta forma, Senegal y Japón tienen 3 puntos, mientras que Colombia y Polonia cierran sin puntos.