San Petersburgo fue el escenario que albergó el séptimo partido de octavos de final de este Mundial. Suecia, que lideró un grupo que tenía a Alemania y a México, se enfrentó a Suiza que fue segundo por detrás de Brasil. A priori, la selección helvética era ligeramente favorita por la calidad de su plantilla, pero en este Mundial nada está escrito y parece que cualquiera puede ganarle a cualquiera.

El primer tiempo, un tanto espeso, contó con más opciones claras para los nórdicos, que pudieron ponerse en ventaja hasta en tres oportunidades. El único tanto llegó por intermedio de Forsberg luego de un disparo desde la medialuna que se desvió en un defensor suizo para dejar a Sommer sin reacción.

El rival de los escandinavos saldrá del ganador entre colombianos e ingleses y se llevará a cabo el sábado en Samara a las 11:00 horario argentino.

El gol: