Su rendimiento, al igual que el de la selección francesa, ha ido de menor a mayor. Con el correr de los partido Raphaël Varane, y su pareja de zaga Samuel Umtiti, han mostrado mayor solidez y seguridad. El del Real Madrid, habló en conferencia sobre el duelo que se avecina frente a Bélgica:  “Bélgica será un rival dificilísimo, todos los rivales a esta altura son duros. Creo que nosotros como equipo hemos madurado,  somos más completos porque podemos hacer ataques rápidos, pero también acciones combinadas”.

Las figuras que a priori iba a tener el Mundial se fueron despidiendo sin brillar, sin embargo, en Bélgica apareció Romelu Lukaku, un delantero temible. Varane sabe que no será fácil marcarlo: Lukaku es un problema. En realidad, es un problema para cualquier defensa. Potente, goleador. Está muy bien rodeado, tiene variantes. Pero nosotros también”. A su vez, agregó: No le vamos a tener que dejar espacios libres porque los aprovecha todos. Estuvimos viendo cómo se movió en los otros partidos y habrá que tratar de anticiparlo más. En el cuerpo a cuerpo es muy firme”.

Al centro delantero se le suman jugadores por doquier, porque cuando no aparece el jugador del Manchester United, aparece De Bruyne, Mertens o Eden Hazard, y a él hizo referencia Varane: “Es un gran jugador y no creo que haya soluciones mágicas para frenar a los que tienen tanto talento. Sólo achicarle los espacios, que tengan menos campo de acción”.

Sólo quedan cuatro selecciones, todas poseen herramientas como para ilusionarse con ser la nueva campeona del mundo a pesar de que Francia sea la más convincente desde el juego, pero para el defensor: “No hay favoritos a esta altura porque son todos buenos equipos. Esperamos enorgullecer a los franceses y obvio que deseamos ser campeones del mundo”.