En su temporada debut como entrenador, Lucas Pusineri comandó los destinos de un equipo imparable en el ascenso cafetero. Con el ascenso a Primera en el bolsillo, Cúcuta retornó por la puerta grande tras vencer 2-0 a Unión Magdalena con goles de Jonathan Agudelo y Carlos Sinisterra.

Tras dominar en las 30 jornadas de la fase regular, con apenas una sola derrota, el sistema de competencia exigía la realización de un cuadrangular final. Allí Cúcuta barrió en su zona y este lunes se impuso en una definición de ambos finalistas ya se habían ganado el derecho a ascender.

“Es un grupo de jugadores que se lo merece por entregarse a un profesor que trató de incomodarlos, brindarles su experiencia y captó muy bien la idea. Es un grupo humilde, sencillo, que se merece el logro obtenido”, declaró el entrenador e de 42 años de edad.