Rayones en las paredes, vidrios rotos y amenazas de muertes contra los dirigentes fueron algunos de los mensajes que aparecieron esta mañana en las inmediaciones de Deportivo Cali.
Según testigos, en la noche del martes se acercaron sospechosos en moto a dañar las instalaciones del club con pintadas. La víctima principal fue Juan Fernando Mejía, presidente de la institución.
La Dimayor se pronunció al respecto y rechazó con vehemencia los actos protagonizados por estos vándalos, además de mostrar su solidaridad con el mandamás y pedir a los organismos de seguridad que tomen cartas en el asunto y encuentre a los responsables.