Real Madrid arrancó la temporada con seis partidos jugados y todos ganados. No en el fútbol, sino en lo que respecta al básquet del equipo español. El conjunto dirigido por Pablo Laso logró cuatro victorias en la Liga ACB española y dos en la Euroliga. En el actual plantel, se encuentran tres argentinos: Facundo Campazzo, Nicolás Laprovittola y Gabriel Deck. En el encuentro del pasado domingo, el base cordobés tuvo descanso debido a la cantidad de minutos disputados durante el Mundial de China (con la Selección Argentina) y el arranque de la temporada con el Real Madrid.

En una entrevista al diario Olé, Campazzo fue consultado por su ilusión de llegar a la NBA: “Antes, quizás era otra cosa, me obsesionaba la NBA. Ahora lo tomo con mucha más tranquilidad. Me hacían preguntas y me ponía nervioso, pensaba solo en la NBA. Pero lo real es que nunca hubo una oferta concreta. Tengo entendido que el interés del que se habló fue publicado en las redes sociales, así que nunca hubo nada real, nada”, expresó.

Con respecto a su estadía en el Real Madrid y una posible llegada al básquet de los Estados Unidos, contó: “Sería a largo plazo. Hoy estoy bien en el Real Madrid. Cuando me llegó la oferta sentí que el Real es un equipo que me respeta, que me valora, me da responsabilidad y presión, que es lo que busco. Así que no dudé ni un minuto en renovar por cinco años”, sentenció.

Sobre su presente, Campazzo contó: “Tanto Manu como Luis fueron de los tantos que me ayudaron a hacer este cambio para tomarme el básquet de manera profesional. Cada día que iba a la Selección veía cómo se entrenaban ellos, cómo se alimentaban, los buenos hábitos que tenían. Entonces intentaba copiarlos en eso. Luego, fuera de la temporada internacional, me resultaba más difícil. Pero a medida que iban pasando los años fui haciendo el click necesario para cambiar”, resaltó. Además, el cordobés dejó en claro que también recibió ayuda por parte de Andrés Nocioni, Pablo Prigioni y Paulo Maccari, el fisio del seleccionado argentino.

Por último, fue consultado por el futuro de la Selección Argentina de básquet masculino: “Hay varios jóvenes que se están mostrando, como (Tomás) Chapero, (Leandro) Bolmaro, el hermano de Agustín (Francisco Cáffaro). Son jugadores que tienen mucha proyección, prometen mucho y se sentirán bien en la Selección. Pero tampoco hay que apurar los tiempos. Hay que disfrutar el proceso, porque éste es un grupo joven, obviamente comandado por Luis (Scola). Tenemos muchas ganas de hacer nuestra historia y de, juntos, seguir sumando torneos”, cerró.