La Confederación Sudamericana de Fútbol decidió multar económicamente a la Confederación Brasileña por la actitud de Gabriel Jesús en la final de la Copa América Brasil 2019. Además el delantero de Manchester City fue suspendido por dos meses en selección y recibió una multa.

Gabriel Jesús fue sancionado por su protesta tras ser expulsado en la final de la Copa América ante Perú, con dos meses sin poder jugar partidos oficiales o amistosos y 30.000 dólares de multa. Mientras que la Confederación deberá abonar 15.000 dólares pero por la participación de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, en los festejos.

Si bien la sanción al delantero es apelable, en principio el hombre de Manchester United se perderá dos amistosos: ante Colombia el 6/9 y contra Perú cuatro días más tarde.