Antonio Conte llegó al Neroazurro con la premisa de conseguir resultados y devolver la gloria a un equipo necesitado. En ese plan Mauro Icardi no tiene lugar, tras una relación desgastada con la dirigencia y sin el visto bueno del exentrenador de Chelsea.

“Está fuera de nuestro proyecto, es la realidad”, comentó el DT que tomó la posta de Luciano Spalletti. Incluso Conte adelantó que Romelu Lukaku puede ser una alternativa a sabiendas de su paso común en los Blues: “Lukaku me gusta pero hoy es jugador del Manchester. Lo conozco muy bien de cuando estuve en Chelsea. El mercado está abierto”.

Mientras tanto se desarrolla la pretemporada en Suiza, Icardi se encuentra en Milan entrenándose por su cuenta, y a los 26 años su futuro puede estar en Juventus o Napoli, aunque por el momento las negociaciones todavía no han avanzado.