Luego de una travesía interminable y de mucho dolor, la familia Sala podrá despedir a Emiliano en su lugar en el mundo. El sábado velarán los restos del futbolista en el polideportivo del club San Martín de Progreso, donde dio sus primeros pasos y soñó con vivir de la pelota.

Será el último adiós entre sus seres queridos y en el lugar que lo vio crecer, por lo que aquellos allegados del Viejo Continente que le guardan un cariño especial no quisieron perdérselo. Es por eso que tanto Nantes como Cardiff City estarán bien representados en la provincia de Santa Fe.

Por parte del conjunto francés, viajarán el secretario general Loic Morin y el defensor Nicolás Pallois, uno de los mejores amigos de Emiliano. En representación de la institución galesa irán el CEO Ken Choo y su entrenador, Neil Warnock. También se espera que varios dirigentes del fútbol argentino digan presente.