Este lunes se produjo una noticia que cayó como una bomba en la Selección de Bolivia: su entrenador, César Farías, fue denunciado por la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales ante la Comisión Disciplinaria de la FIFA.

El reclamo de FIFPro apunta a que el entrenador venezolano habría obligado a distintos jugadores a firmar por una agencia de representación propia para así ser citados al seleccionado nacional.

“Según la versión de los jugadores con los que hemos conversado, esta práctica se viene dando hace mucho tiempo, pero no se había denunciado antes por temor a represalias. Los futbolistas han pedido confidencialidad”, reveló también FIFPro.

Además, la federación que nuclea a los futbolistas solicita la prohibición para la actividad futbolística de Farías y una multa: “Denuncia contra el señor César Farías, Director Técnico de la Selección Nacional Mayor de Bolivia: A raíz de acontecimientos recientes que compromete gravemente la ética e integridad de la Selección Nacional Mayor de Bolivia, César Farías, tanto los jugadores Fernando Salcedo y Samuel Galindo, como FIFPro, solicitamos respetuosamente que se abra un procedimiento disciplinario contra el mismo. Si se considerase que la Comisión de Ética de la FIFA es el órgano más apropiado para entender este asunto, se solicita amablemente su traslado a la misma”.

Por su parte, Farías avisó que los involucrados Salcedo y Galindo no forman parte del organismo denunciante y están afiliados a FABOL, un sindicato local de futbolistas. “No voy a llamar a la Selección a los que estén en las reuniones de FABOL. O estás con la Selección o estás con FABOL”, expresó como argumento.