Mientras Brasil sigue golpeado por la pandemia del coronavirus, el fútbol no le escapa y pese a los recaudos una entidad de la máxima categoría como Ceará se convirtió en un foco de contagio.

En un comunicado el club indicó que existen 17 casos en la institución, con nueve confirmados entre los jugadores y mientras otros cuatro son sospechosos de haber sido infectados. Así, los involucrados deberán permanecer en cuarentena por catorce días.

Asimismo el club señaló que otros dos jugadores que habían dado positivo y cinco miembros del cuerpo técnico ya se encuentran recuperados. Para contrarrestar la institución se realizaron 148 pruebas rápidas y 69 PCR para todo la plantel y el personal administrativo, así como para familiares y otros empleados del club.