Eduardo Domínguez consiguió su primer título como entrenador de Nacional, luego de vencer a Peñarol 4-3 en los penales y quedarse con la Supercopa Uruguaya.

En el encuentro disputado en el estadio Nacional, el Tricolor prevaleció gracias a los remates desde los doce pasos, donde su impuso 4-3.

En los 120 minutos de juego, el partido finalizó 1-1, con goles de Marcos Angeleri y Cristian Rodríguez, de penal.

Conde, arquero de Nacional, fue gran figura al atajar los remates de Gastón Rodríguez y Fernández. Con el triunfo, el conjunto tricolor consiguió la primera Supercopa Uruguaya de su historia y Eduardo Domínguez su primer título en el club.