El de este miércoles no será un partido más en el fútbol español. Los dos equipos más poderosos del país ibérico chocarán en una vibrante serie de semifinales por la Copa del Rey que promete buen fútbol y, por qué no, también un poco de marketing.

El Barcelona saltará al campo de juego del Camp Nou luciendo la parte trasera de su camiseta con algunas novedades. Además de lucir su apellido escrito de la manera tradicional, aparecerá el mismo subtitulado en caracteres chinos.

Una manera original de celebrar el Año Nuevo Chino, aprovechando la gran difusión que el derby español tiene en el mundo entero, fomentando las ventas de esta edición especial y homenajeando a los miles de turistas asiáticos que seguramente se harán presentes.