Lejos de la primavera exitosa que vivió con Diego Maradona en el banco, pese a no conseguir el ascenso a la cima del fútbol azteca, Dorados atraviesa hoy un duro momento económico. Víctima de ello fue embargado por el Servicio de Administración Tributaria de México por no cumplir compromisos impositivos.

Además trascendió que existe una deuda salarial de dos meses con el plantel. No obstante el golpe de escena fue el allanamiento al estadio Banorte, donde se produjo una escena dantesca.

La mesa de teqball, que consiste en una especie de tenis de mesa con la pelota de fútbol, la cual Ronaldinho le regaló al Diez fue retenida y retirada de las instalaciones por efectivos de seguridad. Así el regalo del astro brasileño, testimonio del paso de Maradona por El Pez, descansa en un depósito fiscal.