El fútbol trasandino se encuentra revolucionado con un escándalo que estalló ayer al ausentarse Unión Española al duelo contra Universidad de Chile, por una de las semifinales de la Copa Chile.

El problema radicó en que los primeros aseguran haber conseguido el último cupo rumbo a la próxima Copa Libertadores, boleto que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional puso en disputa contra un adversario que cuenta con los argentinos Walter Montillo y Joaquín Larrivey.

Por ello el conjunto hispano no quiso disputar el encuentro en La Serena por considerar al sistema de clasificación como una injusticia deportiva, arriesgándose ahora a duras sanciones.

“Es muy triste lo que pasó ayer en el partido. Unión Española le falta el respeto a todo el fútbol chileno, la no presentación es algo que hace retroceder al menos 30 años al fútbol chileno”, remarcó Sebastián Moreno, presidente de la ANFP.