A pesar del deseo de Lionel Messi de irse del Barcelona, el argentino tomó la decisión de quedarse hasta finalizar su contrato en junio de 2021. Su posible salida del equipo español repercutió en todo el mundo futbolístico. Federico Valverde, jugador del Real Madrid, aseguró que “estábamos de vacaciones, y por el chat del equipo no se hablaba nada de eso”.

Por otro lado, habló de su llegada al Real Madrid: “Es primer mundo. Vosotros aquí lo veis normal todo, pero para mí había cosas excelentes, un espectáculo. La gente es muy educada, te recibe muy bien. Hay seguridad en las calles, algo que valoro mucho porque vengo de un país donde la seguridad no es muy buena, donde sales a pasear y no sabes si te puede pasar algo”, puntualizó mediante una entrevista al diario El Mundo.

Consultado por su relación con Zinedine Zidane, explicó: “Me pide que me suelte mucho más, que desarrolle todo mi potencial, que juegue con confianza, que haga arrancadas con balón y sin él, que pique y que dispare. Él me pide precisamente que arriesgue un poco más”.

Para finalizar, recordó la patada que le dio a Álvaro Morata en la final de la Supercopa de España: “Si hubiera tenido opción de hacer otra cosa, como, por ejemplo, agarrarle de la camiseta o tirarle de otra manera, lo hubiera hecho, para no tener así que pegarle la patada. Pero no me daba para más y tomé esa decisión. Es fútbol. Lucho por mi equipo y haré lo que sea por este escudo”, finalizó.