El último fin de semana se dio una situación particular en la Liga de México, cuando el once de los Tiburones Rojos reclamó por falta de pago con cuatro minutos de paro en el partido ante Tigres.

El problema es que su rival anotó dos goles en ese lapso y terminó imponiéndose por 3-1 al cabo de los noventa minutos, generando una polémica por la falta de caballerosidad deportiva que recorrió el mundo entero.

André-Pierre Gignac, delantero francés del equipo donde milita Guido Pizzarro, remarcó que nunca fue su intención marcar el segundo gol de su equipo, sino que solamente buscó enviar la pelota al saque de puerta.

“Lamento profundamente el momento por el que están pasando mis colegas (tengo amigos del lado de Veracruz). Nunca quise anotar este gol (la regué queriendo tirar en saque de meta) no es excusa, pura verdad”, publicó Gignac en una captura de siete puntos que subió a sus redes sociales.

Los polémicos goles: