Luego de surgir de Independiente el camino de Diego Churín en el fútbol lo encontró por el ascenso, luego afincado en Chile y finalmente en Paraguay, donde vistió la camiseta de Cerro Porteño hasta estas horas.

El Ciclón de Barrio Obrero decidió cerrar la negociación con Gremio de Brasil por lo que el atacante será compañero de Walter Kannemann. A los 30 años el nacido en Arroyo Dulce vestirá la novena camiseta de su carrera.

En los papeles Churín se convertirá oficialmente en las próximas horas en nuevo jugador del cuadro de Porto Alegre, con un contrato por dos temporadas que estipulada una tercera, en una operación que se realizó a cambio de 1.5 millones de dólares por el 80 por ciento de la ficha.