Luego de un breve paso por Mónaco, donde los resultados no acompañaron su estadía en el Principado, Thierry Henry vuelve a la carga para seguir sumando experiencia del otro lado de la línea de cal.

Esta vez el francés tomará las riendas de la franquicia canadiense Montreal Impact, retornando a la MLS, donde supo jugar en New York Red Bull. “Henry traerá una inyección de energía al club. Comparte nuestra visión para elevar al club y nos ayudará a alcanzar los objetivos dentro y fuera de la cancha. Es un competidor, un líder probado al nivel más alto durante su carrera”, remarcó Kevin Gilmore, CEO de la franquicia.

Con 42 años de edad Henry firmará por dos temporadas, con opción de una más, luego de apenas disputar 19 partidos al mando de Mónaco con un saldo de 10 derrotas, cuatro victorias y cinco empates.

“Es un honor ser el nuevo entrenador de Montreal Impact y retornar así a la MLS. Es una liga que conozco bien y en la que pasé muy lindos momentos. Estar en Quebec, en Montreal, que tiene una gran herencia multicultural, es extraordinario. Siempre tuve mis ojos puestos en este club y ahora estoy aquí”, afirmó el francés.