A partir de la aparición del coronavirus, se han tomado muchísimas medidas de prevención para evitar que la situación no empeore. Es por ello, que desde el ámbito deportivo, gran parte de sus actividades con alguna excepción se detuvieron y algunos torneos ya se han cancelado por este año.

El regreso del fútbol es prácticamente una incógnita, sin embargo, se dieron algunas reuniones para tratar estos temas. Dentro de la Conmebol se llevó a cabo el 72° Congreso Ordinario y por medio de la tecnología se hicieron presentes muchos integrantes de las confederaciones sudamericanas e invitados de otras partes del mundo, sumado a la participación de Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

El mandamás del máximo ente futbolero dio un discurso y se refirió particularmente a las situaciones que afectan al fútbol por esta pandemia. “Nos gustaría a todos que mañana pudiéramos tener fútbol, pero desafortunadamente no es posible y nadie hoy en el mundo sabe cuándo vamos a poder jugar como antes”, indicó:

“Son tiempos de respeto por los que sufren y por los que ayudan. Por primera vez el fútbol no es lo más importante. La salud es lo primero. Y debe seguir siendo hasta que esta enfermedad sea derrotada. Esto nos va a afectar, por supuesto, nuestro mundo y nuestro deporte van a ser diferentes cuando volvamos a la normalidad. Tenemos que asegurarnos que el fútbol sobreviva y que pueda prosperar una vez más”, cerró.