Dorados de Sinaola, club que dirige Diego Maradona, está muy cerca de ganar los playoffs y coronarse con el título, luego de vencer en la primera final 1-0 ante Atlético San Luis.

El único gol del partido lo anotó Edson Rivera a los 28 minutos del segundo tiempo y así dejó a los Dorados a un empate de lograr el máximo objetivo. Sin embargo, no ascenderá directamente sino que deberá jugar una final ante el campeón del próximo torneo, salvo que gane la competencia.

La parte negativa de esta historia es que Maradona deberá ver la definición desde un palco. ¿Por qué? Tras una polémica en la que no hubo falta, se metió a la cancha a protestarle al árbitro y también se peleó con el técnico rival, por lo que fue expulsado y no estará el domingo.