El 2019 no arrancó bien para Diego Maradona en el ascenso mexicano. Luego de estar a punto de llegar a Primera con su Dorados de Sinaloa, las cosas parecen estar desarrollándose a la inversa en esta nueva temporada.

Su equipo marcha último en la Liga de Ascenso Mexicano, con tres jugados y tres perdidos. Además, tan solo pudo convertir un gol. Luego de la caída por la mínima frente a Cimarrones de Sonora, y en condición de local, las críticas ya se hacen escuchar.

Sin embargo, Maradona eligió el camino del optimismo y pidió no desesperarse: “Me puedo ir tranquilo a mi casa porque sé que de esta salimos sin ninguna duda. El campeonato pasado teníamos el 50% de la calidad futbolística que tenemos hoy. Me gustaron los nuevos, los que ya estaban y tengo un equipo para pelear”.

Además, Diego sentenció: “Que no nos den por descartados, porque cuando el año pasado decían que no íbamos a la Liguilla, fuimos a la Liguilla. Vi a muchos jugadores llorar. Acá no hay que llorar, hay que trabajar. A llorar… vayan a un velorio, muchachos. Esto es fútbol. Se mete”.

En la próxima fecha del Ascenso MX, Dorados visitará a Correcaminos en el estadio Marte R. Gómez de la ciudad de Victoria.