El desembarco de Nicolás Laprovittola en Joventut de Badalona fue mucho mejor de lo que él mismo esperaba. Tras sus buenas actuaciones en el correr de la temporada, el nacido en Morón fue elegido MVP de la Liga de España. La última vez que un argentino logró quedarse con el trofeo fue Luis Scola , en la temporada 2006/07, con la camiseta de Tau Cerámica.

Los números durante la temporada hablan de la brillante actuación del argentino. En total, promedió 17,2 puntos, 6,4 asistencias y 2,5 rebotes para un 17,2 de valoración.

La sorpresa final fue la manera en que recibió el trofeo. Margarita Stolbizer y Juan Carlos Laprovittola, sus padres, le obsequiaron la distinción. De inmediato, el jugador argentino entró en lágrimas de emoción y abrazó a sus familiares.