En las semifinales de la Champions League 2018/2019, Liverpool eliminó al Barcelona tras remontar un 0-3 (conseguido por el equipo español en condición de local). En el partido disputado en Inglaterra, los dirigidos por Jürgen Klopp se impusieron 4-0 y accedieron a la final del certamen.

Durante el cruce ante el Barcelona, Andrew Robertson, defensor de Liverpool, tuvo una reacción contra Lionel Messi (le empujó la cabeza) y a más de nueve meses, se mostró arrepentido por su accionar: “Recuerdo ese momento con vergüenza, no me gusta verlo. No tengo más que respeto por Messi y por el Barcelona, pero ese día teníamos que pasar como fuera”, expresó en una entrevista con el medio británico Daily Mail.

Además, agregó: “Lo lamento, ese no soy yo como persona. No es mi personalidad y tal vez me pasé de la raya. Hacerle eso al mejor del mundo no tiene explicación”, sentenció el defensor.